Lima. Faltando menos de dos meses para la elección presidencial de Perú, importantes firmas encuestadoras del país suspendieron la divulgación de sondeos en rechazo a una medida del jurado electoral, que exige la entrega de la base de datos de sus encuestados.

La Asociación Peruana de Empresas de Investigación de Mercados (APEIM) decidió en la noche de este lunes dejar de difundir los sondeos hasta que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) desista de su norma, que fue catalogada por la principal firma del sector como un tipo de "censura".

La medida exige, entre otros datos, los nombres de los entrevistados, sus números de identificación, teléfonos y direcciones, lo que según las encuestadoras afecta el secreto estadístico.

La APEIM es integrada, entre otros, por Ipsos Apoyo -considerada la principal encuestadora de Perú-, Datum y la Compañía Peruana de Estudios de Mercados y Opinión Pública (CPI).

"Esta norma afecta el derecho de los ciudadanos a guardar en reserva su opinión política (...) también afecta nuestro de derecho a difundir la información sin censura, esto tiene características de censura previa", dijo Alfredo Torres, director de Ipsos Apoyo, a la televisora por cable Canal N.

"Por eso es que hemos llegado a la conclusión de que no vamos a poder difundir ninguna encuesta de intención de voto si es que el Jurado mantiene esta disposición", dijo Torres, quien agregó que en ningún otro país existe una norma de esta naturaleza.

El más reciente sondeo de Ipsos Apoyo fue liderado con 28% por el ex presidente Alejandro Toledo, quien disputaría un anticipado balotaje con la legisladora Keiko Fujimori, quien obtuvo 22%.

Relegado al tercer puesto figuró el ex alcalde capitalino Luis Castañeda, quien encabezó las encuestas por largo tiempo, con 18%, según las cifras de Ipsos Apoyo.

Según los principales sondeos, ninguno de los tres aspirantes -bien acogidos por el mercado ya que se considera mantendrían la línea económica en uno de los países que más crece en el mundo- superaría en el comicio del 10 de abril el 50% de votos necesario para evitar un balotaje el 5 de junio.