Lima. La investigación del Ministerio Público contra Alejandro Toledo y su esposa Eliane Karp por el caso Ecoteva no se archivó, aún cuando este jueves se presentó una denuncia penal por lavado de activos solo contra la suegra del ex mandatario y su apoderado, precisó la fiscal del caso, Elizabeth Parco.

Según explicó, se decidió por el momento no acusar al actual líder de Perú Posible al no contarse, en los actuados, con un "documento idóneo" que indique que este tuvo un manejo, administrativo, económico o financiero de la empresa Ecoteva.

Bajo ese contexto, precisó, las investigaciones sobre el expresidente continúan y se está a la espera del levantamiento del secreto bancario en países como Suiza e Israel para determinar si puede proceder o no una eventual denuncia.

"Sobre Eva Fernenbug y David Ezkenazi sí hay denuncia penal. Este último actuó en calidad de apoderado, actuó así en el proceso de constitución de Ecoteva y la adquisición de bienes", indicó en conferencia de prensa.

"Eskenazi tenía un poder amplio para abrir cuentas bancarias nacionales y extranjeros, manejar las tarjetas de débito. Él deberá decir ante el Poder Judicial cómo fue que se manejó el dinero", añadió la fiscal.

Parco advirtió que existe una suma de nueve millones 440.000 dólares que no han sido ni sustentados ni acreditados.

Respecto a Fernenbug, indicó que se encuentra con comparecencia restringida por su edad (87 años), pero si el Poder Judicial acepta la denuncia será citada a rendir su declaración instructiva.

"Y si no comparece, el Ministerio Público o la Procuraduría puede solicitar su detención y procedería la extradición. Ella está obligada a venir, la ley no hace distingo por las edades", manifestó.

La fiscal descartó que su despacho se haya apresurado en presentar su denuncia ante la justicia, al recordar que la investigación es llevada a cabo desde un año y cinco meses.