Lima. El congresista Kenji Fujimori acusó este lunes a la bancada de Fuerza Popular, liderada por su hermana Keiko Fujimori, de pretende sacarlo del Congreso, e inhabilitarlo políticamente.

"La intención es sacarme. Me suspenden dos veces de la bancada, me expulsan en un hecho que terminó con mi renuncia al partido y ahora lo que pretende Fuerza Popular es expulsarme del Congreso, a través del desafuero, e inhabilitarme políticamente", indicó.

En declaraciones al programa Día D, el parlamentario dijo que en estos más de 40 días tras la difusión de los videos, en los cuales se le observa en una reunión para la presunta compra de votos en contra de la vacancia del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, ha reflexionado y sobrellevado una depresión.

Precisó que solo participó en una reunión con el congresista Moisés Mamani, quien -según dijo- lo buscó en su despacho para hablar de la segunda vacancia a Kuczynski, de la necesidad de apoyar la gobernabilidad y del indulto de Alberto Fujimori.

"Ella tendrá de responder por eso, la población ha querido ver sangre, que nos saquemos los ojos, pero yo les digo no soy Keiko, yo no soy así. Voy a volver a la Fiscalía", dijo Kenji Fujimori.

“Le digo (a Mamani): el presidente Kuczynski ha dicho que se va a tragar el sapo del indulto ante un pronunciamiento de la Corte (Interamericana de Derechos Humanos); mi temor como hijo es que si entra Vizcarra puede acatar o ceder a presiones. Ese era mi temor”, refirió.

“El dice dos veces: ‘y yo qué beneficio voy a ganar’. En ese momento debí echarlo de mi despacho, no debí escuchar ese chantaje”, añadió.

El menor de los hijos de Alberto Fujimori sostuvo que el parlamentario Bienvenido Ramírez -a quien en los videos se le escucha hablar de obras a cambio de no respaldar la vacancia- deberá responder por sus actos en las diferencias instancias en las cuales se investiga este caso.

“Fuerza Popular editó estos videos de tal manera que se haga ver que Kenji Fujimori estaba en la reunión con Bienvenido Ramírez”, comentó tras precisar que volverá a declarar ante la Fiscalía por las investigaciones a los aportes de campaña a su hermana Keiko Fujimori.

Aseguró, además, no tener ningún acuerdo con Keiko Fujimori a quien -según dijo- no ve hace mucho tiempo.

“Ella tendrá de responder por eso, la población ha querido ver sangre, que nos saquemos los ojos, pero yo les digo no soy Keiko, yo no soy así. Voy a volver a la Fiscalía, tengo otra citación”, apuntó.

Acompañado de su abogado, Julio Rodríguez, apuntó que tanto su padre, Alberto Fujimori; como su madre, Susana Higuchi; están afectados por las discrepancias con su hermana Keiko.