Lima. El gobierno de Perú lanzó este viernes el programa de protección social "Bienvenidos a la vida", dirigido a mejorar la atención de los recién nacidos, con el objetivo de rebajar en tres puntos la tasa de mortalidad neonatal, afirmó este viernes el ministro de Salud, Aníbal Velásquez.

El ministro explicó al canal estatal del país suramericano que la tasa de mortalidad de neonatales en Perú se sitúa actualmente en once muertes por cada 1.000 nacidos vivos, y el objetivo del programa es rebajarlo a ocho decesos por cada 1.000 nacidos con vida.

Velásquez supervisó este viernes el lanzamiento del programa en el Hospital Cayetano Heredia, situado en el distrito limeño de San Martin de Porres, en compañía de Nadine Heredia, la esposa del presidente peruano Ollanta Humala.

El ministro explicó que la iniciativa consiste en el reparto de 33.000 cajas que sirven de cuna durante los primeros cuatro meses de vida del bebé, y en cuyo interior hay ropa de abrigo y otros elementos para facilitar el cuidado de los menores durante la primera etapa de su vida.

Entre los artículos que componen cada caja hay un colchón, una manta, un cambiador, un tarro para conservar la leche materna, pañales, gasas y accesorios para la estimulación temprana del recién nacido.

Las cajas comenzarán a repartirse a partir del primer trimestre de 2015 en zonas de la sierra andina, para después pasar a las regiones de costa y de selva del país, "con prioridad para las áreas más vulnerables y de menos recursos", señalo Velásquez.

Por su parte, Nadine Heredia comentó que el programa también ayudará a luchar contra la reducción crónica infantil y a evitar muertes causadas por el frío o por el aplastamiento de los bebés, que sucede habitualmente cuando los recién nacidos duermen en la misma cama que los padres.