Lima.El líder indígena peruano, Alberto Pizango, quien representa a las tribus nativas que chocaron con el gobierno el año pasado por la explotación de recursos naturales, dijo este jueves que postulará a la presidencia en las elecciones del próximo año.

Pizango, el primer indígena amazónico que busca el sillón presidencial, enfrenta un proceso por instigación a la protesta que en junio del año pasado dejó 33 nativos y policías muertos y se convirtió en la peor crisis del presidente Alan García, cuyo mandato culmina en julio de 2011.

Tras el choque, Pizango se asiló por varios meses en Nicaragua alegando una persecución política en Perú.

"En esta mañana voy a asumir un compromiso enorme y prometo, juro, por nuestros grandes espíritus ancestrales (...) mi voluntad para llevar con honor esta representación", dijo Pizango, quien lucía una corona de plumas rojas y amarillas, tras un ritual indígena en un local en el centro de Lima.

Como antesala del anuncio, los partidarios de Pizango realizaron un ritual en honor a la "madre tierra", con cánticos tradicionales amazónicos.

Pizango afirmó que su postulación debe ser refrendada en un congreso del movimiento político Alianza para la Alternativa de la Humanidad, que apoya y tiene consenso sobre su candidatura.

La presencia de Pizango en la escena electoral pondría en la palestra otros temas indígenas, como una prometida ley que daría a los nativos más poder para frenar proyectos mineros o energéticos que impacten sus tierras.

La protesta indígena del año pasado fue precisamente para demandar que el gobierno de García derogara varias leyes que permitían la explotación de la riqueza natural de la Amazonía argumentando que afectaría sus tierras ancestrales.

Para calmar los ánimos, el presidente García, un gran promotor de la inversión privada, derogó las controvertidas leyes y renovó parcialmente su gabinete ministerial.

Más caras de izquierda.  Si bien Pizango tiene limitadas posibilidades de ganar, su ingreso a la contienda presidencial fragmentaría el voto de la izquierda, lo que podría minar las posibilidades del líder nacionalista Ollanta Humala, quien ha quedado rezagado en el cuarto lugar en los recientes sondeos electorales.

Humala asustó a los inversores cuando definió un balotaje con el mandatario García en 2006, período en el que recibió el apoyo político del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Aunque el panorama de cara a la carrera por la presidencia aún está tomando forma, la izquierda ya tiene caras más visibles que en la elección de 2006.

Además de Pizango y Humala, el partido Fuerza Social de la centro izquierdistaa Susana Villarán, elegida en octubre alcaldesa de Lima -la principal plaza electoral de Perú-, confirmó que tendrá candidato propio en los comicios de 2011.

En la más reciente encuesta de la importante firma Ipsos Apoyo, el pragmático ex alcalde de Lima, Luis Castañeda, lideró las intenciones de voto presidencial con 24%.

Pisándole los talones se ubicó la hija del ex presidente Alberto Fujimori, la legisladora conservadora Keiko Fujimori con 23%.

En tercer lugar figuró el ex presidente Alejandro Toledo con 16% y en el cuarto puesto apareció el nacionalista Humala con 11%.

En otra importante encuesta difundida este jueves, de la firma Compañía Peruana de Investigación y Mercados (CPI), Toledo subió a segundo lugar con 20,5%, desplazando a Keiko Fujimori con 19,6%o; mientras que Castañeda se mantiene con 24,1% en la primera ubicación.