Lima. La comisión parlamentaria que investiga las actividades del empresario Rodolfo Orellana decidió que 23 testigos de estos casos pasen de la condición de testigos a la de investigados, informó este lunes su titular, Vicente Zeballos.

El pedido sobre dicho cambio fue formulado por Zeballos y aprobado por una unanimidad en la sesión que dicha instancia celebró hoy.

La lista comprende a cinco personas jurídicas y 18 personas naturales, entre ellas cuatro de nacionalidad china y un español (Alfonso Gonzales Salazar).

Zeballos explicó que este cambio de condición permitirá "que se les levante el secreto bancario y la reserva tributaria, para acceder así a toda la información que de otra forma no sería posible".

Entre las personas que han pasado de testigos a investigados se encuentra Zoila Montoya Sernaqué, administradora de la revista Juez Justo, de propiedad de Orellana.

Ella también estaba citada para la sesión que la comisión investigadora realizó hoy, pero no acató la convocatoria ni se disculpó por la que fue su segunda inasistencia, informó el legislador.

Bajo ese contexto se aprobó también que se le convoque de grado o fuerza a declarar.

En la sesión de esta mañana brindó su testimonio el empresario Arturo Rueda, uno de los perjudicados por las argucias judiciales e ilegales que se le atribuyen a la red de Orellana.

Continúan declaraciones

Por otra parte, Zeballos ratificó que mañana los integrantes de la comisión investigadora se trasladarán al penal Ancón I para escuchar el testimonio del propio Orellana, lo que representa una continuación del interrogatorio que le hicieron semanas atrás.

Al día siguiente, miércoles 14 de enero, la comisión irá al penal Santa Mónica, en Chorrillos, para recoger las declaraciones de Ludith Orellana, hermana del principal investigado.