Lima. El ministro de Defensa, Alberto Otárola, aseveró que los “barones del oro” detrás de la minería ilegal tienen que responder a la ley, y subrayó que a la par, el Estado seguirá trabajando en la formalización de los pequeños mineros informales.

“Hay cinco, seis, o siete ‘barones del oro’ que se han enquistado en Madre de Dios, ilegalmente y explotan los minerales, no pagan impuestos, depredan la amazonía y explotan laboralmente; ellos tienen que responder ante la ley”, declaró a TV Perú.

Enfatizó que el Estado no va a aceptar que estos “barones del oro” se apoderen ilegalmente de Madre de Dios (departamento peruano), donde según estimaciones oficiales 30.000 hectáreas de bosques amazónicos han sido depredadas.

Indicó que el Gobierno está priorizando el diálogo con los mineros informales –aquellos ubicados en el corredor minero de Madre de Dios- y ha dispuesto una serie de medidas para acelerar su formalización, pero de ninguna manera habrá tregua con la minería ilegal.

“El diálogo tiene que constituirse en el principal camino para un entendimiento, la misión de los decretos legislativos significa la obligación de legalizar esta actividad”, afirmó.

Desde Andahuaylas, donde cumple actividades relacionadas con su sector, Otárola dijo que las Fuerzas Armadas están listas y preparadas para apoyar a la Policía Nacional en el mantenimiento del orden interno en Madre de Dios.

El titular de Defensa se mostró contrario a la posibilidad, ya negada por el Ministerio del Ambiente, de ampliar el corredor minero donde sí se permite la actividad extractiva, pues señaló que eso significaría poner en riesgo la reserva de Tambopata.

Finalmente, el ministro confirmó que es apócrifo el documento presentado como un informe de inteligencia del Ejército, sobre un supuesto trato privilegiado a las condiciones carcelarias del interno Antauro Humala en el penal Virgen de la Merced.