El Partido Nacionalista manifestó que no existe ningún elemento que amerite investigar nuevamente a la Primera Dama de la Nación, Nadine Heredia, por lavado de activos, pues dicha acusación fue archivada hace más de cuatro años al no encontrarse ningún elemento probatorio.

“Hoy, después de más de 4 años, no ha sucedido algún hecho diferente, ni existe algún documento que dé pie a una nueva investigación. Lo único novedoso es que el expediente ha sido filtrado a la prensa, que ahora lo publica por partes y de manera antojadiza como si fuesen hechos sin aclarar”, señala esta organización política en un comunicado.

En el pronunciamiento, el Partido Nacionalista expresa extrañeza por el hecho de que la denuncia vuelva a presentarse después de varios años “cuando existen intereses que buscan generar ruido político, con un objetivo eminentemente electorero y que ahora, a través de ataques personales, sin fundamento, traten de manchar la presencia de la compatriota Nadine Heredia, tergiversando hechos esclarecidos en su momento”.

Recuerda, además, que la denuncia contra Nadine Heredia se inició con la filtración a los medios, por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) durante el gobierno de Alan García Pérez, de información reservada sobre sus movimientos bancarios.

No obstante, añade que dicha pesquisa, seguida por la Fiscalía de la Nación, fue archivada tras once meses de exhaustiva investigación, tras corroborarse que los ingresos y depósitos a la cuenta bancaria de Heredia tenían origen lícito y estaban debidamente sustentados.

“Asimismo, se determinó que las actividades realizadas por ella no constituían, de ninguna manera, un delito de lavado de activos”, subrayó.

Según el comunicado, la Procuraduría del Estado, durante el gobierno de Alan García, presentó una queja por el resultado de la investigación, la cual fue declarada infundada y que llevó al archivamiento definitivo del caso.

“Sin embargo, respetuosos de la institucionalidad del Estado, entendemos que el Ministerio Público está llamado a atender todas las denuncias que lleguen a su despacho y evaluarlas, al margen de cualquier móvil político”, concluye.