Lima. La investigación que se sigue en el fuero militar policial por el espionaje chileno en el que están involucrados marinos peruanos debe concluir a la mayor brevedad, en vista de las últimas revelaciones sobre el caso, sostuvo el ex canciller peruano, Eduardo Ferrero.

Según indicó, el intercambio de mensajes de texto entre altos mandos de las armadas peruana y chilena, en la que estos últimos reconocen el espionaje, constituye una prueba más que ratifica la posición peruana respecto a que estos actos sí se consumaron.

“Está confirmado el espionaje, y la investigación que se sigue en el fuero policial debe concluir a la mayor brevedad posible y poner la pena más drástica de la ley para las personas que cometieron el espionaje", señaló a la Agencia Andina.

Ferrero Costa recordó que para delitos de este tipo la pena de prisión puede ser de hasta 35 años en época de paz, como la que actualmente se vive en el país.

Asimismo, insistió en que corresponde a Chile ofrecer satisfacciones por lo sucedido y que se comprometa a que nunca más se va a repetir lo acontecido.

“Mientras no se den las satisfacciones, el Perú debe mantener a su embajador (en Santiago de Chile) retirado como sigue hasta hoy. Para que todo esto sea superado, Chile debe dar el paso, es lo que corresponde”, añadió el excanciller de la República.

La Cancillería peruana ya recibió la segunda nota de respuesta de Chile sobre el espionaje militar perpetrado en contra del Perú, confirmó en la víspera el presidente de la República, Ollanta Humala Tasso.

El Mandatario aseguró que el Perú no claudicará en hacer respetar su dignidad y soberanía ante el espionaje.

Según remarcó, el Gobierno no dejará que Chile pase este caso “por agua tibia”, razón por la cual se le ha entregado todos los documentos y pruebas que demuestran dicho acto en perjuicio del Perú.