La Paz. El ex canciller y candidato presidencial de Perú, Manuel Rodríguez, reveló que su país “nunca” otorgaría su ok. a una salida boliviana al mar por un corredor al norte de Arica hasta que no se resuelva el litigio sobre territorio marítimo que sostiene con Chile.

El gobierno de Alan García, precisamente, demandó en 2008 a Chile ante el Tribunal de La Haya por un diferendo sobre territorio marítimo que es adyacente al corredor al norte de Arica. Rodríguez dijo que la demanda podría ser la llave de acceso de Bolivia al Pacífico.

“El Perú nunca podía otorgar su conformidad a un acuerdo de salida soberana por Arica si eventualmente Chile iba a ceder una columna de mar que es peruana”, afirmó Rodríguez, según AFP.

El Tratado de 1929 prevé que Chile debe consultar a Perú en caso de que ceda territorios que le pertenecieron (Arica). Lima afirma que no se resolvió el tema de límites marítimos con Chile y que colindan con el corredor.

El caso radica en el Tribunal de La Haya, que se espera se pronuncie en 2012. El también ex embajador en La Paz explicó que "un requisito indispensable para toda fórmula de salida soberana por Arica es decidir la soberanía en el mar adyacente a sus costas".

“A partir del 2012, por primera vez en la historia, al quedar definidas las vías chilenas y peruanas, queda abierta la posibilidad real de concretar una fórmula de salida al mar soberana (para Bolivia) por Arica", resaltó Rodríguez.

La administración de Evo Morales solicitó informes sobre el litigio de sus vecinos países. Perú reivindica que su frontera marítima se extiende más allá de la actual línea limítrofe que defiende Chile, quien, en cambio, asegura que no hay temas pendientes.

En sus alegatos, Santiago puso como antecedente las negociaciones de 1975, donde se perfiló la fórmula del corredor. En diciembre, Efe reportó que el gobierno de Sebastián Piñera se inclinaba por dar a Bolivia un corredor de siete kilómetros, sin soberanía.

Rodríguez recordó que explicó a Morales que el juicio a Chile no era un obstáculo en la demanda marítima. “Cuando yo le expliqué cuál era la naturaleza y el alcance de la demanda peruana, comprendió que no es un obstáculo y que, por el contrario, puede ser la llave”, recordó el candidato a la presidencia del Perú.

García dice que confía en resultados favorables. El vicepresidente Álvaro García evitó referirse a un eventual juicio a Chile, en función a un mandato constitucional, y aseguró, por el contrario, que se trabaja en el marco del diálogo bilateral.

El artículo noveno de la Constitución Política del Estado refiere que en el plazo de cuatro años, “desde la elección del nuevo Órgano Ejecutivo (diciembre de 2009), éste denunciará y, en su caso, renegociará los tratados internacionales que sean contrarios a la Constitución”.

El tratado boliviano-chileno de 1904 cerró la salida soberana al mar pues fijó los límites como consecuencia de la guerra de 1879. La Constitución reivindica el derecho irrenunciable de una salida al Pacífico con soberanía. García evitó responder preguntas vinculadas a un eventual juicio a Chile al amparo constitucional. “Hoy estamos trabajando en la relación bilateral y confiamos en obtener resultados favorables”, explicó.

Las administraciones de La Paz y Santiago iniciaron en 2006 un proceso de diálogo en el marco de una agenda de 13 puntos, donde está el tema mar. Los cancilleres David Choquehuanca y Alfredo Moreno se reunirán este lunes en Santiago para trabajar en la formación de una comisión especial para acelerar el tratamiento de la agenda