El Gobierno peruano cambió su estrategia y buscará ahora que Estados Unidos extradite al ex presidente peruano Alejandro Toledo, acusado de recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. En un comienzo se había solicitado la deportación de Toledo, pero esto ya no ocurrirá. Así lo anunció hoy (15.02.2017) en Lima el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala.

"El procedimiento que hoy está en marcha es el de la extradición a través de la solicitud del Poder Judicial", dijo Zavala en conferencia de prensa. El cambio se produjo después de que reputados juristas peruanos coincidieron en que la deportación era "inviable", pues Toledo es residente legal en Estados Unidos y no ha cometido ninguna falta en ese país que amerite que lo saquen a la fuerza.

La posibilidad de una deportación fue pedida por el actual presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, a su homólogo estadounidense, Donald Trump, en una conversación telefónica que tuvieron el último domingo.

Envían documento para detención. Según informa el diario local Perú 21, la Cancillería peruana envió este miércoles a Washington la versión digital de la documentación complementaria que había requerido el Departamento de Justicia. De este modo el pedido de detención preventiva con fines de extradición formulado contra Toledo tiene más sustento.

Toledo, quien estaría en San Francisco, California, según las autoridades peruanas, es acusado de recibir US$20 millones de Odebrecht a cambio de ganar la concesión de dos tramos de la carretera Interoceánica.

"La versión digital ya está en Estados Unidos. Los papeles saldrán hoy en la noche y llegarán mañana. Serán recibidos por el Ejecutivo de EE. UU. y este los derivará al juez federal a fin de que revise la solicitud de arresto provisorio. La pelota queda en su cancha”, relató al diario una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú.

Toledo, quien estaría en San Francisco, California, según las autoridades peruanas, es acusado de recibir US$20 millones de Odebrecht a cambio de ganar la concesión de dos tramos de la carretera Interoceánica.

La fiscalía tiene pruebas que de ese monto, US$11 millones fueron transferidos a la cuenta de su amigo peruano-israelí Josef Maiman, quien consideran está involucrado en los sobornos tras una confesión del representante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata.

Toledo, que gobernó Perú entre el 2001 y 2006, ha negado las acusaciones e insiste que solo volverá a Perú si se le otorgan garantías de un juicio justo.

* Con información de DW y Reuters.