Lima. El proceso de desminado en Perú tiene un costo aproximado de US$600.000 anuales financiados con cooperación extranjera y fondos del Estado, informó el director de Seguridad y Defensa del ministerio de Relaciones Exteriores, Vitaliano Gallardo.

Agregó que el retiro de los explosivos tuvo un importante impulso en los últimos tres años porque se desarrollaron una serie de acciones que cambiaron cualitativamente su velocidad y calidad.

Por ejemplo, mencionó el establecimiento del Centro Nacional de Capacitación en Desminado Humanitario; la introducción de nuevas técnicas manuales, mecánicas y de canes; y la capacitación de funcionarios y oficiales con responsabilidad de mando.

En declaraciones a la Agencia Andina, dijo que en esa labor existe la contribución financiera del Estado peruano, el Departamento de Estado de los Estados Unidos, la cooperación de Alemania y del Programa de Acción contra las Minas Antipersonal de la OEA.

También destacó el aporte de la Corporación Andina de Fomento (CAF), con una donación de US$500.000.

En el caso específico de la frontera con Ecuador, explicó que la actividad del desminado en la zona de la Cordillera del Cóndor es costosa.

“En los últimos tres años hemos contado con el aporte de los Estados Unidos por más de dos millones de dólares, lo que ha permitido recibir entrenamiento, equipos, mejoras en la infraestructura”, refirió.

Del mismo modo, señaló que el ministerio de Defensa desde hace tres años de manera significativa, el ministerio del Interior y el de Relaciones Exteriores realizaron su contribución para llevar adelante el programa de desminado en el Perú.

“El costo de operar el desminado con unos 70 desminadores en la frontera y con infraestructura nacional, helicóptero de evacuación y ambulancia, seguros, alimentación, entre otros, es de aproximadamente unos 600 mil dólares anuales”, detalló.

A ello se añade el pago de transporte de los desminadores, pasajes y otros a cargo de la cooperación de la CAF y el presupuesto del Ministerio de Defensa que dispone de 4,5 millones de soles por año.

“Con el refuerzo de la participación de la Policía Nacional el gasto podría elevarse a casi un millón de dólares anuales”, acotó.