El Perú, al ejercer la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico, propiciará que se logren avances sustantivos en materia de educación y en lo referido al tránsito de personas entre los cuatro países de este esquema de integración, resaltó la canciller Ana María Sánchez.

Indicó que uno de los aspectos sustantivos para avanzar como naciones integrantes de la Alianza del Pacífico es la educación superior y técnica de calidad, que permita a los ciudadanos del Perú, Chile, Colombia y México transitar por el camino del desarrollo.

“Es importante encontrar en la educación superior y técnica fortalezas para nuestros ciudadanos (…). A través de la presidencia de este mecanismo vamos a propiciar que la libre circulación de personas tenga avances”, señaló la funcionaria a "RPP".

Incluso, la ministra Sánchez refirió que en materia educativa existe una propuesta del Presidente de la República, Ollanta Humala, que será profundizada en el marco de la X Cumbre de la Alianza del Pacífico, a desarrollarse hasta este viernes en la ciudad de Paracas, al sur de Lima.

Sobre este evento, la titular de Relaciones Exteriores comentó que la expectativa es muy grande, especialmente porque el Perú recibirá la presidencia pro témpore de este bloque, y a partir del 20 de julio entrará en vigencia el Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico.

“Ya vamos a tener una institucionalidad y una serie de mandatos por cumplir en el marco de esta alianza, la cual se traduce en beneficios para la población. Este año, por ejemplo, las propuestas en lo referido a pymes son fundamentales” manifestó.

Con respecto a la reunión entre los mandatarios del Perú, Chile, Colombia y México, la jefa de la diplomacia peruana detalló que el encuentro está programado para este viernes, por espacio de una hora y de manera privada; sin embargo, a lo largo de la cumbre habrá otros momentos para conversar.

En ese sentido, la canciller no descartó que los gobernantes tengan ocasión de sostener reuniones bilaterales de manera no formal, al margen del evento principal, pues este implica una agenda de trabajo y una serie de sesiones intensas.

Ana María Sánchez también informó que los cuatro miembros plenos de la Alianza del Pacífico abordarán la posible incorporación de otros 10 países en calidad de observadores, los cuales se sumarían a las 32 naciones que ya desarrollan ese rol.