Lima, Xinhua. Familiares de nueve personas desaparecidas durante el gobierno del ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) protestaron este martes en la ciudad de Chimbote, 431 kilómetros al norte de Lima, en contra de un posible indulto a favor del ex gobernante.

Las familias acusan a Fujimori, condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad y por otros delitos durante su régimen, de ser responsable del secuestro y posterior muerte de sus seres queridos a través del grupo paramilitar Colina, en 1992.

El anciano Jorge Noriega, de 81 años, padre del campesino Jesús Noriega, una de las víctimas, dijo que la reciente petición de un indulto humanitario a favor del ex mandatario es una burla al dolor de los deudos.

Hombres maduros, mujeres de la tercera edad y jóvenes hijos de las víctimas de esta masacre conocida como "las víctimas de Santa", protestaron en la Plaza de Banderas de la ciudad costera de Chimbote.

Noriega solicitó al presidente Ollanta Humala no acceder al pedido de los hijos de Fujimori, quienes hace unos días presentaron la petición de indulto humanitario al alegar que el ex mandatario sufre de cáncer y que su estadía en prisión pone en riesgo su vida.

En la actualidad, el ex mandatario que gobernó Perú durante 10 años cumple su sentencia en una cárcel especial dentro de un cuartel policial en la capital peruana.

Diversas organizaciones sociales y políticas en Perú se han pronunciado en contra de un posible indulto presidencial a favor de Fujimori.