Lima. Puno y Moquegua avanzan en la solución del conflicto territorial por una zona de Pasto Grande, al aceptar una propuesta técnica de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y permitir que el Instituto Geográfico Nacional (IGN) realice el trabajo de campo y la actualización cartográfica, se informó este jueves

En una reunión presidida por el jefe del Gabinete Ministerial, Óscar Valdés, los equipos técnicos de los gobiernos regionales dieron luz verde a la delimitación poligonal del tercer tramo elaborada por la Dirección Nacional Técnica de Demarcación Territorial (Dntdt), adscrita a la PCM.

De acuerdo con la normatividad vigente en materia de demarcación y organización territorial, los documentos cartográficos forman parte de las herramientas técnicas de las mesas de trabajo para la etapa de saneamiento de límites interdepartamentales.

Culminada la actualización cartográfica, los equipos técnicos, con la supervisión de la Dntdt, deberán aprobar el límite de colindancia interdepartamental, respetando sus leyes de creación y los procedimientos de demarcación territorial, para zanjar definitivamente el problema limítrofe.

La PCM recordó que la disputa ocasionó en 2009 enfrentamientos en la zona de Pasto Grande, en donde se encuentran la laguna y la represa del mismo nombre, por lo que las autoridades de Puno y Moquegua acordaron constituir una mesa de trabajo para definir sus límites territoriales.

Valdés saludó la disposición de ambos gobiernos regionales por resolver de manera consensuada sus diferencias y zanjar lo antes posible el tema limítrofe en beneficio de sus poblaciones.

Una vez terminado este proceso de delimitación, la PCM elevará una propuesta al Congreso de la República para su aprobación.