Lima. Perú reabrió en la madrugada del viernes su frontera con Ecuador, tras haberla cerrado el día previo en medio de una violenta sublevación de policías que sumió al gobierno del presidente Rafael Correa en una crisis institucional, según reportes de medios peruanos.

El presidente peruano, Alan García, había ordenado el cierre de la frontera con el vecino país y la suspensión del comercio hasta que quedara debidamente restablecida la autoridad del presidente ecuatoriano.

La emisora radial RPP precisó que personal policial procedió al retiro de la tranquera que cerraba el paso del puente internacional de Aguas Verdes, en el norte de Perú, permitiendo el paso de vehículos y personas.

Policías de todo Ecuador protestaron este jueves contra una reforma legal que les corta beneficios económicos y retuvieron durante varias horas al presidente Correa en un hospital, un hecho inédito en la nación que fue rechazado por la comunidad internacional.

Tras la cruenta jornada, Ecuador parecía regresar este viernes poco a poco a la calma, pero los policías no retornaron aún a sus actividades habituales, según informaciones de radios ecuatorianas.