Lima. Andina. Los restos de los tres efectivos de las fuerzas del orden fallecidos en las operaciones para liberar a trabajadores secuestrados en la selva del Cusco, recibieron hoy un homenaje póstumo tras ser trasladados a Lima desde esa región surandina.

La ceremonia se realizó en la Brigada de Aviación del Ejército en el Callao, con la presencia del jefe de Gabinete, Óscar Valdés; y los titulares de los portafolios de Defensa, Alberto Otárola; y del Interior, Daniel Lozada.

Los fallecidos son los suboficiales del Ejército Juan Navarro Calle y Constantino Ramos Beteta, así como el suboficial de la Policía Lander Tamaní Guerra, cuyos féretros, cubiertos con banderas peruanas, fueron recibidos con honores.

Sus compañeros de armas y familiares expresaron su profundo dolor por el deceso de sus seres queridos, que participaron en las operaciones para liberar a los 36 trabajadores secuestrados el lunes por una columna subversiva.

El operativo Libertad implicó la movilización de 1,500 efectivos policiales y militares, cuyo encargo era preservar la vida de los rehenes, objetivo que se concretó en la víspera.

El viernes, también fue trasladado a Lima el féretro con los restos de la oficial de la Policía Nancy Flores Páucar, quien murió tras recibir disparos cuando recogía a personal militar y policial en un helicóptero en la selva del Cusco.