El gobierno de Alan García decidió la tarde de este martes romper relaciones diplomáticas con Libia, a raíz de las violentas represalias que el presidente Muammar Gaddafi le ha ordenado al ejército, en contra de miles de manifestantes que piden el término de su gobierno autocrático.

“El Perú suspende toda relación diplomática con Libia, en tanto no cese violencia contra el pueblo”, informó en Twitter la Secretaría de Prensa del Palacio de Gobierno del Perú.

La Secretaría explicó que el “Perú expresa su más enérgica protesta por represión desatada por la dictadura en Libia”.

Asimismo, agregó que el país recurrirá a mecanismos internacionales para que el gobierno libio no recurra a la aviación de guerra para coaccionar a los protestantes, según informa RPP.

“Pedirá a Consejo de Seguridad de la ONU establecimiento de zona de exclusión aérea en espacio libio para impedir uso de aviación de guerra”, finalizó.