Lima. El viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Luis Jaime Castillo, sostuvo que tras la declaración de la Fiesta de la Candelaria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el Perú tiene el compromiso de mantener en el tiempo esta importante festividad.

En declaraciones a TVPerú, sostuvo que este reconocimiento de parte de la Unesco, recoge el significado que tiene para el Perú y Puno esta fiesta religiosa que data de hace más de 400 años.

"Es un patrimonio de toda la humanidad y como tal hay un compromiso del país y es que la tradición no se pierda, que no se corrompa, que no se cambie y esto significa que haya más atención y por otro lado que la fiesta se realice con la propiedad que se ha llevado hasta ahora", explicó.

Agregó que para lograr este reconocimiento se tuvo que recoger toda la historia de la Fiesta de la Candelaria cuyo culto empezó a fines del siglo XVI.

En tal sentido, dijo que el expediente que se presentó rastreó toda la historia de esta manifestación religiosa y cultural del altiplano peruano.

Agregó que dicho expedientes es "muy rico y documentado", esfuerzo que estuvo liderado por Gary Mariscal, que es el director de la Dirección Desconcentrada de Cultura Puno, además de otros representantes de la federación de danzantes y la federación de músicos.

El viceministro sostuvo además que el centro de la postulación estuvo relacionada exclusivamente al culto a la virgen, por lo que el reclamo que había presentado el vecino país de Bolivia por sus danzas ya quedó zanjado tras una reunión con funcionarios de ese país.