Lima. El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Pérez Guadalupe, informó este lunes que el suspendido presidente regional de Áncash, César Álvarez, será trasladado esta tarde al penal de Piedras Gordas I, ubicado en Ancón.

El juez Walter Sánchez, a cargo del Segundo Juzgado Penal Nacional, dictó en la madrugada del domingo, la detención preventiva por un periodo de 36 meses para César Álvarez y otros siete implicados en el asesinato del ex consejero regional, Ezequiel Nolasco.

Pérez Guadalupe refirió que la decisión del traslado a Piedras Gordas I fue tomada por una junta de clasificación autónoma y conformada por abogados, psicólogos y una asistenta social, que en base a una cartilla otorgan un puntaje considerando el tema de la peligrosidad.

El traslado del suspendido presidente regional de Áncash, denunciado por homicidio calificado y asociación ilícita para delinquir, se realizará entre las 16:00 y 17:00 horas de este lunes (hora local).

Junto a Álvarez serán recluidos en Piedras Gordas I, el alcalde del Santa, Luis Arroyo Rojas; así como Juan Manuel Garay Obregón, Jhonny Saavedra Acosta, Cristhian Cruzate Pereda, Rubén Moreno Olivo; y los sindicalistas Víctor Julio López Padilla y Modesto Mondragón Becerra, por los mismos cargos.

Por otro lado, el titular del INPE anunció que para fines de julio y comienzos de agosto se espera inaugurar el nuevo penal de Chincha, que ya está en la fase de implementación de los equipos.