Lima. Ya todo está lista para los comicios peruanos, los más reñidos de su historia que comienzan a las 08:00 horas locales (13:00 GMT) y en el que el favorito es el izquierdista Ollanta Humala, seguido por cuatro candidatos que se disputan voto a voto el paso a la segunda vuelta. En esa posición se encuentra Keiko Fujimori, hija del detenido ex presidente Alberto Fujimori, el candidato derechista Pedro Pablo Kuczynski; el ex mandatario Alejandro Toledo y cierra el grupo el ex alcalde de Lima, Luis Castañeda.

Autoridades han señalado que a las 16:00 hora local (21:00 GMT) se cerrarán las mesas y comenzará la larga tarea de contar votos, en unos comicios en que además se renueva el congreso y el parlamento andino. Con todo la única certeza es que ningún candidato obtendría el 50% de los votos, por lo que la presidencia se definirá en un balotaje el 5 de junio.

Kuczynski, el candidato que más rápido ha subido en las encuestas, disputa voto a voto con la conservadora Keiko Fujimori y el ex presidente Alejandro Toledo para llegar segundo en los comicios del domingo y entrar al balotaje.

Humala ganaría sin problemas el domingo, pero en el balotaje podría perder ante su eventual rival, según las encuestas.

En un comunicado de la dirección nacional política del oficialista APRA, el partido dijo que Kuczynski es un candidato de "convicciones democráticas" que garantiza la continuación de las obras que realiza el Gobierno en beneficio del país.

Según algunos analistas, el APRA tiene poco apoyo electoral, pero ante el apretado comicio sus votos podrían inclinar la balanza a favor de algún candidato.

El director de la encuestadora Compañía de Estudios de Mercados (CPI), Manuel Saavedra, afirmó que el respaldo del APRA, considerado como el partido más organizado del país, es importante porque implica que sus representantes van a pelear los votos en las mesas de sufragio al momento del conteo.

Otros analistas, sin embargo, dicen que el apoyo del APRA no sería vital porque ha perdido influencia en los últimos años y porque el endoso de votos ya no tendría mucho peso en Perú.

El partido APRA no tiene candidato presidencial para estas elecciones en momentos en que su líder, el presidente Alan García, tiene una desaprobación a su gestión de más de 60% pese a que el país registra una de las tasas de crecimiento económico más altas del mundo.

La "conciencia nacional es muy clara, y a pesar de algunos entusiasmos momentáneos, el pueblo, el electorado sabrá equilibrar mañana cuál es el camino que debe seguir el país", dijo García, sin mencionar el nombre del algún candidato.

"Hay que tener mucha serenidad, mucha tranquilidad, y creo que todo será para bien del Perú", afirmó.

Según las últimas encuestas, el militar retirado Humala, quien aún inquieta a los mercados pese a haber moderado su discurso radical de izquierda, obtendría entre el 28% y 31,9% de los votos válidos en los comicios del domingo.

Humala ha adoptado en esta campaña el estilo moderado del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y se desmarcó del mandatario venezolano Hugo Chávez, cuyo apoyo expreso lo perjudicó en los comicios de 2006, según analistas.

En tanto Fujimori, hija del apresado ex presidente Alberto Fujimori, obtendría entre 21,4% y 22,3%, mientras que Kuczynski, muy respetado por los mercados, alcanzaría entre 17,3% y 19,3%.

Kuczynski, apodado "el gringo" por su descendencia europea y hablar singular, ha buscado en la reñida campaña sacudirse del estigma de aliado de la derecha y se ha comprometido a que el fuerte crecimiento del país llegue a los más pobres.

El ex presidente Toledo, quien Gobernó el país entre 2001 y 2006, obtendría entre 15% y 18,2%, de acuerdo a tres sondeos revelados esta semana.

Toledo, en cuyo mandato se dio inicio al salto económico del país andino, lideraba a comienzos de año casi todas las encuestas, pero cayó en las últimas semanas debido a errores en su campaña como críticas a menores rivales, según analistas.

Pero en Perú nada está dicho, pues el electorado es volátil y algunos deciden su voto el mismo día de la elección.