Lima. Perú reanudará este viernes en Santiago las reuniones de su ministro de Defensa con su par de Chile, paralizadas tras la presentación hace casi dos años de una demanda en una corte internacional por un diferendo de límites marítimos entre ambos países.

El ministro peruano de Defensa, Rafael Rey, dijo este martes que la visita oficial se realizará en el marco de un cambio en las relaciones de Lima y Santiago, tras la asunción del presidente Sebastián Piñera al Gobierno chileno.

"Me voy de visita oficial el viernes de esta semana (a Chile ...) vamos a tener conversaciones que me parecen que van a mejorar mucho la relación", afirmó Rey en una entrevista con el canal de televisión Frecuencia Latina.

"Las relaciones entre Perú y Chile han mejorado", agregó el funcionario sin ofrecer más detalles.

La reanudación de las citas ministeriales se producirá luego del encuentro de los presidentes Piñera y Alan García de Perú, realizada en España durante la cumbre de líderes de Europa y América Latina celebrada hace casi dos semanas.

Un portavoz del Ministerio de Defensa dijo que la cita en Chile representa un "acercamiento" entre ambos países y los ministros hablarán sobre el tema de la homologación de gastos y colaboración entre los militares de ambos países.

Piñera dijo durante la cumbre de Europa y Latinoamérica que si Chile y Perú desean dar vuelta la página e iniciar una nueva etapa es necesario transparentar la compra de armamento.

En medio del diferendo marítimo presentado en la corte de La Haya, Perú ha acusado varias veces a Chile de estar inmerso en una carrera armamentista, mientras Santiago argumenta que se trata de material bélico obsoleto que ha sido reemplazado.

Perú busca con la demanda delimitar la frontera marítima bilateral, algo que Chile afirma es un caso cerrado desde hace más de medio siglo cuando ambos países suscribieron dos acuerdos que Lima considera como pactos pesqueros.

El Gobierno de Lima sostiene que esos acuerdos sólo fueron convenios para fijar la actividad pesquera en la frontera y reclama que el límite marítimo debería considerar una línea equidistante entre ambos países.

Santiago considera que la frontera común con Perú es una línea paralela sobre las ricas aguas del Océano Pacífico, lo que fue ratificado en tratados suscritos en 1952 y 1954.

Las relaciones entre Lima y Santiago se han visto afectadas periódicamente desde que Chile venció a Perú en una guerra, entre 1879 y 1883, y obtuvo una porción de territorio rico en minerales y en recursos pesqueros de su vecino del norte.

Pese a los roces, los lazos comerciales entre Perú y Chile han crecido en los últimos años.