Lima. Los 19 millones 949 mil 915 electores hábiles en el país y en el exterior se alistan para lo que será una jornada clave en Perú cuando se realice la segunda vuelta electoral entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori.

Como nunca los comicios se había visto tan reñidos con encuetas que revelan un empate técnico entre ambos postulantes y un alto grado de indecisos que en definitiva serán quienes inclinarán la balanza hacia un lado u otro.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) confirmó que se habilitaron 103 mil 622 mesas de votación, ubicadas en 4 mil 571 locales distribuidos en mil 834 distritos.

En total serán 77 mil efectivos policiales quienes custodiarán el estado del país, según relató el ministro del Interior, Miguel Hidalgo. Mientras que el titular de Defensa, Jaime Thorne, precisó que 45 mil miembros de las Fuerzas Armadas se desplazarán a nivel nacional.

Todo ello para garantizar que estas votaciones se desarrollen en completa calma y que durante la noche del domingo (hora peruana) se conozca los primeros informes.

La ONPE no ha querido, en esta oportunidad, confirmar a qué hora entregará informes, ello debido a que la estrechez de los resultados podría generar complicaciones. No ha sido así con otros organismos como la ONG Transparencia que no dudo en señalar que a las 18:30 horas de mañana dará a conocer un primer cómputo con informes de boca de urna.

Ajeno a ello, los peruanos realizan sus actividades hoy, aunque ya rige medidas de excepción y se observa una gran presencia policial.

Los últimos cómputos arrojaban una cerrada contienda. Prueba de ello es que los últimos estudios arrojaban indistintamente uno u otro con más votación.

Un simulacro de votación realizado por Ipsos Apoyo, Fujimori logró un 51,1% de los votos válidos y Humala un 48,9%, lo que significa un "empate técnico" entre ambos contendores. Mientras que bajo la misma modalidad, el estudio de la Universidad Católica, establecía que Humala superaba en 3,6 puntos porcentuales a Fujimori, al obtener un 51,8% frente al 48,2% de la candidata, según una fuente que tuvo acceso al estudio.

A la luz de estas informaciones se prevé una larga jornada electoral en que se disputará voto a voto quien se quedará con la presidencial del Perú.