Ciudad de México, Excelsior.com.mx. El reconocimiento como adulto mayor de Elba Esther Gordillo Morales, por parte de un juzgado federal, no implica que abandonará la prisión por su avanzada edad y estado de salud.

De acuerdo con el Poder Judicial de la Federación, este reconocimiento implica que todas las diligencias ante el Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales relacionadas con el juicio contra Gordillo por lavado de dinero y delincuencia organizada se llevarán a cabo bajo el sistema de videoconferencia para evitar el traslado de la exlíder magisterial de la torre de Tepepan –donde se encuentra recluida- a la rejilla de prácticas de los juzgados del reclusorio Oriente en la Ciudad de México.

El Juzgado Sexto de Distrito, encabezado por Alejandro Caballero, emitió la declaración anterior el pasado 7 de enero de este año luego de que la defensa de la ex priista, encabezada por el licenciado Marco Antonio del Toro Carazo, solicitó al juez otorgarle dicha condición a su representada quien está a punto de cumplir los 70 años de edad, y casi dos en prisión.

Cabe recordar que desde hace cuatro meses el abogado de Gordillo anunció que solicitaría a los jueces que iniciaron proceso contra su cliente decretar en su favor la figura de prisión domiciliaria, con base en la avanzada edad de la ex líder magisterial y de los distintos padecimientos de salud que sufre Gordillo desde hace varios años.

Hasta mediados de diciembre pasado, el requerimiento no había sido formalizado ante los juzgados federales porque, de acuerdo con el equipo de defensa de la ex líder sindical, hacían falta diversos estudios médicos con los cuales soportar ante la autoridad judicial la petición en beneficio de Gordillo.

En ese sentido, trascendió que incluso podría existir la necesidad de intervenir a Gordillo Morales fuera de la torre médica de Tepepan por padecer dos aneurismas cerebrales.