La Fiscalía brasileña solicitó el miercoles la apertura de una investigación contra el presidente de la Cámara de Diputados del país, Eduardo Cunha, por las denuncias de que tenía cuentas secretas en Suiza donde habría recibido dinero desviado ilegalmente de la petrolera estatal Petrobras, informaron fuentes oficiales.

El fiscal general de la República, Rodrigo Janto, solicitó ante el Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte de la justicia brasileña, abrir una investigación contra Cunha, quien como diputado federal, tiene fuero privilegiado y sólo puede ser investigado si lo aprueba el STF.

Janto ya había pedido al STF abrir una investigación contra Cunha, después de que el Ministerio Público suizo enviara documentos en los que se confirmaba que Cunha habría recibido unos cinco millones de dólares en cuentas que tenía a su nombre, al de su mujer y al de su hija.

Cunha, miembro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), se encuentra en el ojo del huracán por las denuncias de varios testigos de que habría cobrado sobornos en sus cuentas en Suiza dentro de la gran red corrupta en la petrolera Petrobras, algo que el presidente de la Cámara de Diputados niega rotundamente.

Interrogado hace dos meses por una comisión parlamentaria que investiga el escándalo de Petrobras, Cunha negó tener cuentas en el exterior, lo que ha reafirmado en los últimos días, pese a las evidencias aparecidas en la prensa y confirmadas por el Ministerio Público.

Las investigaciones sobre el caso de Petrobras mandaron ya a la cárcel a varios empresarios y exaltos cargos de la petrolera.