El caso de Zaida Sisson, esposa del exministro aprista, Rodolfo Beltrán, a la que acusan de haber recibido dinero para favorecer con licitaciones a firmas brasileñas en el gobierno anterior, debe ser investigado por el Congreso, opinó el legislador Juan Pari, exmiembro de la "megacomisión".

Al comentar un informe del diario El Comercio, sobre el allanamiento judicial al domicilio de Sisson en Brasil, Pari sostuvo que “la verdad siempre tiene que emerger” y, si existen presuntos vínculos de exfuncionarios y de su entorno con casos de corrupción, estos deben ser esclarecidos.

“Esto tiene que investigarse de la forma más clara posible. Preocupa mucho los termas que están ocurriendo en Brasil y los destapes que se están viendo y que vinculan a nuestro país, por estos supuestos negociados y situaciones que tienen que indagarse”, comentó el parlamentario.

Según el informe del citado medio, un colaborador eficaz sindica a Sisson como presunta receptora de 210,000 dólares, entre los años 2009 y 2010, a cambio beneficiar a las empresas Galvao Engenharia y Engevix con contratos para ejecutar obras públicas en el Perú.

En opinión de Pari, nadie que esté implicado en este presunto caso de corrupción debe ser excluido de la investigación respectiva, a efectos de aplicar las sanciones que correspondan, según sea el caso, y evitar así que se teja “un manto de impunidad”.

Señaló, en ese sentido, que estos nuevos elementos justifican la conformación de una comisión parlamentaria que investigue este caso, junto con los presuntos sobornos que habría pagado la empresa brasileña Camargo Correa para la construcción de la carretera Interoceánica.

“Al margen de su supuesta responsabilidad penal por hechos concretos, este tipo de escándalos tienen que investigarse con toda la seriedad del caso. El Congreso tiene que asumir la parte de la decisión política ante elementos que hacen pensar que hubo un claro lobby”, expresó Pari.

El congresista, quien integró la "megacomisión" que investigó la presunta corrupción del segundo gobierno aprista, añadió que el único objetivo de la eventual comisión investigadora de estos hechos sería llegar al fondo de la verdad, sin incurrir en ningún tipo de persecución política.

La citada información periodística también da cuenta de la investigación realizada en Brasil a Zaida Sisson, quien estaría vinculada con José Dirceu, uno de los hombres fuertes del Partido de los Trabajadores y estrecho colaborador del ex presidente Luz Inácio Lula Da Silva.

De acuerdo con el Ministerio Público de Brasil, Sisson fue “designada” por Dirceu para actuar en la obtención de contratos en Perú y, además, para los investigadores brasileños existen evidencias respecto a que la esposa de Beltrán habría recibido “propinas” de las citada firmas brasileñas.

Como se recuerda, Rodolfo Beltrán fue ministro de la Presidencia en el tramo final del primer gobierno de Alan García (1985-1990), así como presidente de Agrobanco y director de Pronamach-Agrorural en la segunda gestión aprista (2006-2011).