La Comisión Provincial por la Memoria de Argentina presentará este lunes un "amicus curiae" ante la Corte Suprema de Justicia, acompañando un recurso de queja de los ex combatientes para que las torturas infligidas a los soldados durante la guerra de Malvinas sean consideradas delitos de lesa humanidad.

Las autoridades de la Comisión y del Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas (Cecim) darán una conferencia de prensa al mediodía de este lunes en las escalinatas del Palacio de Tribunales (Talcahuano y Lavalle) para explicar las presentaciones.

La Comisión Provincial por la Memoria, representada por Adolfo Pérez Esquivel, sostiene que los delitos de tortura a soldados cometidos por oficiales y suboficiales del Ejército argentino, durante la dictadura militar en el territorio argentino incluidas las islas, son crímenes de lesa humanidad y por lo tanto imprescriptibles.

"La cuestión de la Guerra de Malvinas no puede disociarse del régimen que la produjo: la dictadura militar. Ni sus métodos ilegales en el territorio continental de los utilizados en las islas", precisa un comunicado de la Comisión.

La presentación acompaña al Cecim La Plata en su recurso de queja a la Corte Suprema para que los considere delitos de lesa humanidad y así evitar su prescripción.

La causa judicial comenzó en 2007 en el Juzgado Federal de Río Grande en Tierra del Fuego y contiene cerca de cien denuncias contra oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas por torturas, estaqueamientos, muertes por hambre y hasta un asesinato a jóvenes que hacían el servicio militar obligatorio.

La investigación había quedado paralizada porque la Cámara de Casación sostuvo que los delitos habían prescripto.

Este recurso de queja que se presentará ante la Corte acompaña la postura del fiscal general Javier De Luca, quien pidió que se resuelva que los vejámenes que sufrieron los soldados durante la guerra deben ser considerados delitos de lesa humanidad.