La Paz. El nuevo avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, es tripulado por dos pilotos venezolanos hasta que sus pares bolivianos cumplan 150 horas de vuelo en el Falcon, que tiene equipos adicionales por más de US$4 millones, informó el gobierno.

El ministro de la Presidencia, Óscar Coca, aseguró que los pilotos venezolanos no reciben remuneración económica, porque su actividad se desarrolla en el marco de la cooperación bilateral.

Los pilotos bolivianos deben contar con 150 horas de vuelo en el Falcon para hacerse cargo de su pilotaje. Hasta que cumplan con este requisito, exigido por la empresa que fabrica los aviones, los venezolanos pilotarán la aeronave de US$38,7 millones.

“En este vuelo que se ha hecho a Corea, nuestros pilotos, que han ido de acompañante o segundo comandante, han acumulado unas 50 horas de vuelo; esto quiero decir que en muy poco tiempo ellos serán los comandantes de nave”, explicó la autoridad.

En el viaje que realizó Morales a Corea se gastó US$51.208 en combustible. Coca informó de que este costo es inferior en comparación a otras aeronaves. El Estado pagó por el avión Dassault Falcon 900Ex Easy US$38,7 millones; de los que cuatro millones fueron a cubrir los equipos adicionales del avión.

“Este precio que he señalado no es un sobreprecio, no es un precio caro”, aseguró Coca a ATB. La diputada opositora Norma Piérola denunció que el precio del Falcon es de US$24,5 millones y no de US$38,7 millones. El comandante de la FAB, general Tito Gandarillas, informó de que la FAB recomendó la compra del Falcon presidencial.