A pocos días de entregar el poder, el presidente Sebastián Piñera se lamentó de haber tenido una oposición que obstaculizó su gobierno y afirmó que la pobreza creció durante el primer mandato de Michelle Bachelet, quien el próximo 11 de marzo volverá a La Moneda.

“Nos ha tocado gobernar en tiempos muy difíciles”, dijo este miércoles Piñera durante la inauguración de parte del Hospital Eduardo Schütz.

“Muchas veces hemos tenido que enfrentar la oposición cerrada, obtusa y malintencionada de sectores que no quieren que Chile progrese”, se quejó el Mandatario.

Mientras inauguraba el hospital, el jefe de Estado tuvo que soportar el griterío de medio centenar de personas que protestaban porque el centro hospitalario aún no está preparado para funcionar plenamente.

“Están en su derecho, Chile es un país libre, pero nosotros tenemos la obligación de no permitir nunca que esas voces, los que predican el camino de la violencia, la destrucción y la división, terminen predominando en nuestro país”, comentó al final de la ceremonia.

Piñera sostuvo que los chilenos deben sentirse “orgullosos de que en medio de un mundo en crisis, Chile sea el país que tiene el mayor ingreso per cápita de América Latina”, de que durante su gobierno se hayan creado 978.000 puestos de trabajo “y que se hayan reduciendo la pobreza y las desigualdades, que habían crecido durante el gobierno anterior”, aseveró.