Santiago, Andina. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy cambios en el código penal y dijo que si se aprueba esta iniciativa, ya "no será gratis atentar contra la tranquilidad y la vida normal de los ciudadanos".

Entre las modificaciones, sostuvo el jefe de Estado, está la tipificación de los delitos contra el orden público, entre ellos el saqueo.

Piñera indicó que con estos cambios se está "haciendo lo correcto", que es, "proteger a los inocentes y condenar a los delincuentes, los vándalos, los encapuchados nunca van a tener la última palabra en nuestra sociedad".

En los últimos meses en Chile se han vivido multitudinarias protestas estudiantiles y al concluir éstas se han producido hechos de violencia como quema de vehículos, enfrentamiento con la policía e incluso saqueos, justamente como reacción a estos hechos es que el gobierno propicia estas reformas penales.

"Sabemos que es una lucha ardua y muy difícil, que en todas partes del mundo significa avances y a veces también retrocesos, porque al frente tenemos un enemigo implacable, que no respeta, que no respeta ni a las mujeres ni a los niños ni ancianos, que no respeta el trabajo honesto de pequeños y medianos empresarios", señaló.

El gobernante chileno indicó que este proyecto de ley pretende terminar con la puerta giratoria. "Le pido a los fiscales y jueces de garantía que pongan siempre por delante el derecho a vivir en paz de los ciudadanos, que siempre piensen la responsabilidad que asumen", señaló.

"Hemos creado un sistema de penas alternativas, como para quienes son condenados a la cárcel por deuda, que estén sancionados con otras medidas, no con cárcel, se creó un registro de prófugos de la justicia, que es público, un registro de los condenados por delitos sexuales graves, hemos establecido nuevas normas legales para restringir las libertades provisionales", apuntó.