Santiago. El presidente Sebastián Piñera, desde La Moneda, emitió declaraciones tras la primera jornada de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en la que Bolivia expuso parte de sus argumentos con los que solicita diálogo.

"El tratado de 1904 fue válidamente celebrado y se encuentra plenamente vigente. Ese tratado fijó de forma clara y precisa los límites", manifestó el mandatario, añadiendo que "Chile no tiene temas limítrofes pendientes, por lo tanto, no tiene ninguna obligación de negociar".

Considerando ello, aseguró que el país es amante de la paz y respetuoso del derecho internacional y los tratados. "Pese a todo, Chile está dispuesto a dialogar, en el entendido que esa es la mejor forma de entenderse dos países vecinos", manifestó.

El jefe de Estado también respondió al presidente boliviano Evo Morales, quien afirmó que Antofagasta fue y volverá a ser de Bolivia. "Se equivoca una vez más…Antofagasta ha sido, es y va a seguir siendo chilena", advirtió.

"Este presidente, junto al equipo que tiene la responsabilidad de la defensa de Chile, va a defender con firmeza y voluntad nuestra soberanía, territorio y nuestro mar", señaló.

En esa línea, sentenció que "no solamente en derecho, sino que también en justicia, ese mar, ese territorio, esa soberanía y esa integridad territorial nos pertenece a todos los chilenos".

Durante la mañana, el Presidente siguió los alegatos en el Palacio de la Moneda junto a ministros del comité político, Andrés Chadwick; Cecilia Pérez; Alfredo Moreno; Gonzalo Blumel y distintos parlamentarios de Chile Vamos y la oposición.