Santiago. El mandatario electo de Chile, Sebastián Piñera, informó este miércoles que encargó la gestión de patrimonio familiar por un total de US$1.170 millones a administradoras de fondos, justo antes de asumir el fin de semana la presidencia del país.

El multimillonario y su familia suscribieron cuatro mandatos especiales bajo las leyes chilenas por US$665 millones y otros dos "ciegos voluntarios" por US$504 millones, en el marco de una ley de probidad y compromisos que asumió durante su candidatura.

"De esta forma, he cumplido mi compromiso de someterme a un estándar más riguroso que el exigido por la ley", dijo Piñera en una declaración aludiendo a los dos mandatos "ciegos".

Agregó que del total de los activos transferidos a terceros, un 22,5% corresponde a lo que la ley establece que sea administrado por mandatos especiales, mientras que el porcentaje restante "se ha incorporado en forma voluntaria a los diferentes mandatos".

Piñera, su esposa e hijos delegaron la administración de sus activos con BTG Pactual Chile, Credicorp Capital y las administradoras de fondos Moneda y Altis.

El conservador asumirá la presidencia el domingo en reemplazo de la mandataria socialista Michelle Bachelet.