El presidente de Chile, Sebastián Piñera, visitó la mañana de este domingo el complejo minero San José, en la región de Atacama, donde se encuentran atrapados 33 mineros chilenos.

Durante su visita, Piñera se interiorizó de las labores de perforación, conversó con los trabajadores atrapados a través de una videoconferencia y compartió con sus familias.

El primer mandatario reiteró su llamado a la unidad del país. “Los chilenos saben que cuando el pueblo de nuestro país se une detrás de una causa grande y noble, no hay nada ni nadie que pueda impedir lograr nuestros objetivos”, afirmó.

Piñera expresó su voluntad de que la próxima ocasión en que llegue hasta el complejo sea para saludar y abrazar a los 33 mineros atrapados tras el derrumbe de comienzos de agosto.

“Espero que la próxima visita sea para abrazar a los 33 mineros, no sólo como presidente, sino que en nombre de todos y cada uno de los chilenos. Después de que abracen a sus mujeres, a sus hijos, a sus madres, a sus esposas, quisiera poder abrazarlos en nombre de todos los chilenos”, sostuvo.

Acompañado por el ministro de Minería, Laurence Golborne y por la escritora Isabel Allende, premio nacional de Literatura 2010, entre otras autoridades, el jefe de Estado conversó con los mineros atrapados y visitó los trabajos de perforación que se ejecutan en el lugar, donde relevó que los tres planes de excavación están en pleno funcionamiento.

“Hoy por primera vez van a estar las tres máquinas trabajando simultáneamente. Pudimos apreciar el inicio del trabajo de la máquina petrolera, está trabajando también la C-130 que ha llegado ya dos veces hasta las profundidades de la mina, y también la Strata 950”, informó.

Posteriormente compartió con los familiares de los mineros, a quienes transmitió el saludo de sus seres queridos y conoció a la pequeña Esperanza Ticona Segovia, la recién nacida hija del minero Ariel Ticona.

“La mejor satisfacción, la mejor recompensa, el mejor premio que vamos a tener todos los que nos hemos comprometido con este rescate va a ser ver a su padre abrazando a Esperancita, y ver a todos y cada uno de los 33 mineros abrazando a sus mujeres, hijos, padres, hermanos y a todo un país, y han llorado de emoción y han llorado de alegría”, manifestó.

Tras su recorrido por la mina, el mandatario dijo sentirse “muy orgulloso de ser chileno y de ser presidente de Chile, porque siento que el espíritu que se ha vivido en esta mina San José es el espíritu que queremos que sobreviva para siempre en nuestro país”.

Valoró, asimismo, la actitud y el coraje de los trabajadores, quienes han resistido más de 45 días atrapados bajo la tierra. “Los mineros cumplieron, resistieron, se mantuvieron unidos, lucharon por sus vidas, no se dejaron quebrar y han mandado un mensaje de fuerza, de esperanza y de amor que ha emocionado a todos y cada uno de sus compatriotas”, señaló.

Agregó en este sentido que ese mismo espíritu de unidad es el que caracteriza a nuestro país. “Los chilenos saben que cuando el pueblo de nuestro país se une detrás de una causa grande y noble, no hay nada ni nadie que pueda impedir lograr nuestros objetivos”, afirmó.

En la ocasión, el jefe de Estado reiteró su llamado a mantener este espíritu unitario de cara al futuro y en el marco de la celebración de nuestro Bicentenario.

“Quiero aprovechar de enviar un mensaje a todos mis compatriotas, ojalá este espíritu de unidad, de fe, de confianza, de orgullo de ser chilenos, que se respira aquí en esta mina San José, y en cada uno de los rincones de Chile sea un espíritu que los ilumine en este tercer siglo de vida independiente”, sentenció.