Santiago. El nuevo presidente chileno, Sebastián Piñera, inició su mandato con 63% de aprobación, según lo reveló el Barómetro Iberoamericano de Gobernabilidad 2010.

En tanto, 25% de los consultados desaprueba la gestión de Piñera, quien asumió el cargo el pasado 11 de marzo, días después de que el país sufriera un devastador terremoto.

Según la encuesta, los chilenos estiman que los principales problemas que enfrenta el país son el desempleo (14%), la educación (12%) y la falta de seguridad (12%).

Al ser consultado sobre la manera en que Piñera ha enfrentado los desafíos del país, 54% estima que ha sido “muy buena” o “buena”, una cifra superior al 33% que registró su antecesora, Michelle Bachelet, en marzo de 2009.

La gestión del gobernante obtiene sus mayores niveles de apoyo en materia de relaciones internacionales (70%), con los países vecinos (66%) y la estabilidad política (53%).

En tanto, sus mayores debilidades se encuentran en el desempleo (27%), la salud (30%), el narcotráfico (31%), el medio ambiente (32%) y la corrupción (32%).

Piñera es el primer político de derecha en ganar una elección presidencial en Chile desde 1958. Además, puso fin a 20 años de administración de la coalición de centroizquierda Concertación, que gobernó el país tras la dictadura militar de Augusto Pinochet.

El Barómetro Iberoamericano de la Gobernabilidad 2010 se aplicó a 11.707 personas de 19 países del continente, además de España y Portugal. En el caso chileno, la encuesta fue realizada por la consultora  Activa Research.