El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dio por iniciadas las festividades de Fiestas Patrias en el país, el marco del Bicentenario de Chile.

Acompañado de su esposa, Cecilia Morel, el mandatario entregó un afectuoso saludo, que hizo extensivo a todos los chilenos y chilenas para que celebren el Bicentenario como “una fiesta de unidad, de alegría, de familia y de futuro”.

Las actividades organizadas contemplan el espectáculo “Pura Energía, Puro Chile”, que se realizó la noche del viernes frente a La Moneda; el izamiento de la bandera gigante en la Alameda, el Te Deum, la interpretación del Himno Nacional en la Plaza de Armas y al unísono en todo Chile, la gran fiesta del Bicentenario en el Estadio Nacional, junto con la tradicional Parada Militar y la Revista Naval, en Valparaíso.

En la ocasión, Piñera recordó a los 33 mineros atrapados en la mina San José en Atacama, que “aunque no estén con nosotros físicamente, van a estar muy presentes en el alma y en el corazón de todos los chilenos”, al tiempo que reiteró su preocupación por la salud de los 34 comuneros mapuches en huelga de hambre: “queremos decirles desde La Moneda, que son parte de Chile, que los queremos junto a nosotros y que el diálogo es el camino de la solución a los problemas cuando la gente tiene buena voluntad”.