Sao Paulo. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, agradeció este jueves el apoyo brindado por Brasil después del terremoto que remeció a su país, e invitó a los empresarios brasileños a ayudar a que Chile vuelva a caminar.

"La inversión (de los empresarios brasileños) va a ser un aporte muy importante para ayudarnos a ponernos de pie y volver a caminar", declaró Piñera después de recibir un homenaje de la Federación de Industrias del estado de Sao Paulo (Fiesp, por su sigla en portugués).

"Invito cordialmente (a los empresarios) a que participen del gran proceso de reconstruir nuestro país", agregó.

Chile fue devastado el 27 de febrero por un poderoso terremoto de magnitud 8,8 y los posteriores tsunamis que dejaron cerca de 500 personas muertas y provocaron daños materiales estimados en unos US$30.000 millones.

Piñera dijo que Chile enfrenta una "carrera contra el tiempo" en su proceso de recuperación y aprovechó el evento para expresar la solidaridad de su país con las víctimas de las inundaciones y deslaves en Río de Janeiro, que hasta el momento han dejado al menos 180 personas muertas.

Este es el primer viaje internacional de Piñera como jefe de Estado desde que asumió la presidencia de Chile hace casi un mes.

Al comienzo de la noche de este jueves, Piñera se reunió con el gobernador de Sao Paulo, Alberto Goldman, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, por su sigla en portugués), y con el precandidato a la presidencia de la derecha, José Serra.

Este viernes, Piñera viajará a Brasilia para sostener una reunión con la precandidata del Partido de los Trabajadores a la presidencia, Dilma Rousseff, y tendrá un almuerzo con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.