El presidente de la República, Sebastián Piñera, se refirió a las polémicas declaraciones del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, en las que apuntó contra la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

Lo anterior, luego que Bachelet denunciara una “reducción del espacio democrático” en Brasil en los últimos meses, en referencia a las críticas de Bolsonaro contra organizaciones ambientalistas y de derechos humanos.

En respuesta, molesto por la intromisión en asuntos que -en su opinión- sólo competen a la soberanía brasileña, le espetó que “si no fuera por el personal de (Augusto) Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba”.

La situación desató una fuerte respuesta de la oposición en Chile, quienes le pidieron al Gobierno una reacción energica frente a la postura de “un dictador vestido de demócrata”.

En ese contexto, Piñera emitió una breve declaración durante la tarde de este miércoles en La Moneda, donde realizó un guiño a Bolsonaro y enfatizó que las declaraciones de Bachelet “deben ser debidamente justificadas con la evidencia que corresponde, las que no fueron públicamente acompañadas en esta ocasión”.

Aunque el Mandatario chileno de igual forma reprochó el tono de las críticas de Bolsonaro. “Estas visiones deben expresarse con respeto por las personas. No comparto en absoluto la alusión realizada por el presidente Bolsonaro respecto a una expresidenta de Chile. Y especialmente en un tema tan dolorso como la muerte de su padre”, remarcó al cierre de su breve alocución.

Asimismo, Piñera subrayó su “permanente compromiso con la democracia, la libertad y el respeto a los Derechos Humanos en todo tiempo, en todo lugar y en toda circunstancia. Pero sin perjuicio de las distintas miradas que pueden existir respecto a los Gobiernos que tuvimos en la época de los 70 y los 80, siempre estas visiones deben expresarse con respeto por las personas”.