Montevideo. Los activistas de Gualeguaychú liberarían el piquete que mantienen en la localidad de Arroyo Verde sobre la ruta internacional 136 que une Argentina y Uruguay, por un plazo de dos meses.

La alternativa sería negociada con la Casa Rosada bajo la condición de que el gobierno argentino exija el control ambiental de la pastera UPM (ex Botnia) desde el interior de la plata, según informa el diario argentino La Nación.

La resolución sobre esta alternativa se tomará el próximo miércoles durante una asamblea ampliada de la que podrán participar todos los vecinos que quieran.

El matutino argentino indica que existe preocupación entre los asambleístas por la denuncia penal sobre 18 delitos anunciada la semana pasada por el gobierno argentino.

Aunque existe controversia en la interna de la Asamblea Ambiental sobre el levantamiento del piquete, la moción de la tregua de 60 días fue la más aplaudida por los más de 100 asambleístas reunidos en Arroyo Verde en la noche de este domingo.

Actualmente los controles ambientales se realizan a varios kilómetros (entre 3 y 7) de distancia de la planta de UPM. "Uruguay no va a aceptar, lo vamos a poner en un brete, y eso nos va a relegitimar ante la sociedad", sostuvo un ambientalista consultado por La Nación.