En el marco del Primer Encuentro Nacional “La Democracia en Bolivia, Balance y Perspectivas”, el coordinador del Equipo de Gobernabilidad Democrática del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Christian Jetté, consideró que hay algunas señales de autoritarismo e intolerancia en Bolivia.

“Hay algunas señales preocupantes de cierto autoritarismo e intolerancia hacia la expresión de diferencias; ese es un tema a precautelar, pero me satisface el evento de hoy, porque es posible instalar un debate sobre posiciones políticas distintas”, sostuvo el experto que participa en este encuentro de carácter nacional.

Jetté añadió que la democracia en Bolivia, para afianzarse y consolidarse, tiene que avanzar en la resolución o acortamiento de las brechas socioeconómicas o desigualdades. “De hecho, algunos sectores todavía concentran una parte importante de las riquezas, mientras que amplios sectores están muy limitados”, sostuvo.

No obstante, señaló que la democracia en Bolivia ha tenido avances muy importantes en términos de participación política, “a pesar de los conflictos, las tensiones, las polarizaciones muy agudas que el país ha atravesado”.

También destacó que a través de la democracia se logró zanjar diferencias, tomar decisiones y evitar lo que en algún momento parecían conflictos violentos de gran envergadura.

Entretanto, el director de Investigación y Formación de la Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria, Jorge Dulón, explicó que con este encuentro “se pretende promover y consolidar el diálogo plural entre distintas personas con distintas ideologías”. El Encuentro Nacional concluirá hoy en la capital oriental.