Londres, Andina. La administración de las islas Malvinas (Falkland) pidió al gobierno de Gran Bretaña conceder a ese territorio el derecho para expedir sus propios pasaportes, comunicó hoy The Daily Mail.

Las negociaciones sobre este tema deben comenzar los próximos días. Según el rotativo, la idea de que en ese documento junto con las palabras “Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte” aparezca el nombre de las islas goza de un amplio apoyo entre la población de las islas.

A lo largo de los últimos decenios, las Malvinas figuran en el centro de un contencioso territorial entre Gran Bretaña y Argentina. En 1982, un contingente militar argentino desembarcó en ese archipiélago considerado territorio británico por Londres. Estalló una guerra.

El conflicto territorial se agravó durante los últimos meses. Gran Bretaña y Argentina intercambiaron declaraciones mordaces. El gobierno de Cristina Kirchner se permitió adoptar unas medidas económicas apuntadas contra las Malvinas.

El plan de expedir nuevos pasaportes para sus habitantes puede provocar el aumento de la tensión. La actitud de la administración de las islas se interpreta como un deseo de fortalecer los vínculos con la corona británica y una negativa de renunciar a la ciudadanía británica a favor de la argentina.

Actualmente, los pasaportes británicos con indicación del nombre territorial se expiden a los habitantes de Gibraltar. Los habitantes de las Malvinas reciben los suyos vía Londres.

Según unas fuentes, el ministerio del Interior de Gran Bretaña supone que la fabricación de unos pasaportes especiales para los isleños puede resultar demasiado costosa.