Madrid. El Poder Judicial de España eligió este jueves al juez Pablo Ruz para que presida el juzgado de instrucción número cinco de la Audiencia Nacional en sustitución de Baltasar Garzón, quien fue suspendido mientras se aclaran tres procesos legales en su contra. 

Una portavoz de la comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) informó de la elección de Ruz, de 34 años, quien era el titular del juzgado de primera instancia e instrucción número cinco de Collado Villalba (Madrid).

Garzón, que alcanzó notoriedad internacional por intentar sentar en el banquillo al ex dictador chileno Augusto Pinochet, tiene en el Tribunal Supremo un proceso en su contra por presunta prevaricación en su investigación de los crímenes del franquismo, sabiendo que no tenía competencia para hacerlo.

Además tiene abiertas otras dos causas en el Tribunal Supremo: una por ingresos que percibió durante una estancia docente en Nueva York y otra por ordenar escuchar las conversaciones entre los abogados de un caso de corrupción.

Tras ser apartado de la carrera judicial, Garzón aceptó un cargo temporal como asesor del Tribunal Penal Internacional.

La suspensión del juez ha sido vista en los ámbitos progresistas como un triunfo de la ultraderecha, cuyos crímenes trataba de investigar Garzón, un juez que ha instruido en España numerosas causas de terrorismo y crímenes contra la humanidad.

La decisión de procesar a Garzón ha levantado polémica en la sociedad española y ha llegado también al extranjero, donde se han sucedido los apoyos.

Garzón ha defendido su inocencia y ha acusado de no ser imparcial al juez Luciano Varela, que ha sido el instructor del caso en el Supremo y ordenó la apertura del juicio oral en su contra.