La mujer de Francois Fillon, ex primer ministro conservador francés y favorito para las presidenciales del próximo mayo, tuvo durante ocho años un "empleo ficticio" como asistente parlamentaria, gracias al cual recibió medio millón de euros de dinero público, reveló este miércoles el semanario francés Le Canard Enchaîné.

Penélope Fillon estuvo contratada entre 1998 y 2002 como colaboradora de su marido, entonces diputado, pero no tenía en la práctica ninguna misión ni en la Asamblea Nacional ni en la circunscripción electoral, de acuerdo a una investigación del semanario citada por la agencia de noticias EFE.

Su sueldo, de 3.900 euros brutos al mes hasta 2001, fue elevado a 4.600 al año siguiente.

En el país galo los parlamentarios disponen de una financiación que en la actualidad asciende a 9.561 euros al mes para contratar hasta a cinco asistentes para el ejercicio del cargo, y no es ilegal hacerlo con familiares.

En mayo de 2002, cuando al comienzo de la presidencia de Jacques Chirac Fillon se convirtió en su ministro de Asuntos Sociales, Penélope fue contratada nuevamente como asistente parlamentaria, pero esta vez por el diputado que reemplazó a su marido en la circunscripción, Marc Joulaud.

Se trató en este caso de un contrato indefinido a tiempo completo con un salario de 6.900 euros brutos al mes, y que en 2006 pasaron a 7.900 euros.