Ciudad de México. Policías aprehendieron a dos hombres por su presunta participación en el asesinato de la alcaldesa de la municipalidad de Temixco, en el central estado de Morelos, Gisela Mota, el cual es atribuido al crimen organizado, informó hoy viernes la fiscalía estatal.

La fiscal regional metropolitana de Morelos, Rosa Isela Pérez, dijo en conferencia de prensa que los dos sospechosos fueron ubicados la madrugada de hoy por agentes de investigación y policías estatales en un camino de la municipalidad de Miacatlán, ubicada en el noroeste de Morelos y vecina de Temixco.

Un juez estatal había otorgado previamente a la fiscalía una orden para que los hombres fueran aprehendidos tras surgir información dentro de la investigación que apuntaba a su posible intervención en el asesinato de la alcaldesa, cometido el 2 de enero, un día después de que asumió su cargo.

Los dos hombres, identificados como Carlos Jonathan "N" y Angel "N" fueron internados en una prisión estatal localizada en la municipalidad de Xochitepec, también vecina de Temixco, para que enfrenten la acusación en su contra, indicó la fiscal Pérez.

Según la funcionaria, los policías encontraron una pistola 9 mm a Carlos Jonathan "N" durante las maniobras para su detención.

Mota, miembro del Partido Revolucionario Institucional, fue asesinada de cuatro disparos a manos de un grupo de pistoleros que irrumpió la madrugada del 2 de enero en su casa, localizada en una colonia de la municipalidad que llevaba un día gobernando.

Autoridades estatales y federales atribuyeron el homicidio a la organización criminal de Los Rojos, la cual enfoca su operación de tráfico de drogas, extorsiones y secuestros en los estados de Morelos y el vecino Guerrero (sur).

Hasta ahora suman cinco personas detenidas por su aparente implicación en el asesinato, pues una mujer y dos hombres, uno de ellos menor de edad, fueron capturados por policías en calles de la municipalidad instantes después del ataque.

Ese día, previo a la detención de las tres personas, los policías también abatieron a dos presuntos sospechosos durante un enfrentamiento a balazos.

 El asesinato de la alcaldesa fue condenado por las agencias ONU Mujeres y ONU Derechos Humanos, las cuales enfatizaron que su muerte podría perturbar la participación política de la mujer en México.