Brasilia. La Policía Federal (PF) de Brasil abrió este lunes un proceso por falsedad ideológica contra el ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, por supuestas irregularidades cometidas en las cuentas de la campaña electoral para la capital paulista en 2012.

     La PF informó que las investigaciones del caso fueron hechas por la Operación Cifra Oculta, iniciada en 2015.

     Dicha operación, según la PF, es una rama de la Operación Lava Jato (Lavadero, que investiga la red de corrupción en la estatal petrolera Petrobras) y fue creada por orden del Supremo Tribunal Federal (STF) a partir de la colaboración premiada de ejecutivos de la constructora UTC.

     El proceso contra Haddad puede tener importantes consecuencias políticas, pues es contemplado como un posible candidato presidencial por el Partido del Trabajo (PT) en caso de que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva sea inhibido por la Justicia a postularse en las elecciones de octubre.

  En una nota, la oficina de Haddad dijo que la acusación es un acto discrecional del comisario Juan Luiz de Moraes Rosa, quien no habría atendido las pruebas a favor del ex alcalde.

     La investigación de la PF tuvo como base la delación premiada de ex ejecutivos de UTC, principalmente del ex presidente Ricardo Pessoa, quien habría dicho que efectuó pagos en contabilidad paralela a la campaña del entonces candidato a la alcaldía Fernando Haddad.

     En los pagos, de acuerdo con la PF, estaría involucrado Alberto Youssef.

     Según los informes, se realizaron depósitos bancarios y pagos en especie por un valor de 2,6 millones de reales (US$800.000).

     En una nota, la oficina de Haddad dijo que la acusación es un acto discrecional del comisario Juan Luiz de Moraes Rosa, quien no habría atendido las pruebas a favor del ex alcalde.

     "Juan Luiz de Moraes Rosa desconsideró el testimonio del empresario Francisco Carlos de Souza, que negó haber recibido recursos de la UTC para saldar la deuda de la campaña del ex alcalde Fernando Haddad", apuntó la nota.

     Según el comunicado, el comisario también descartó pruebas que habrían sido presentadas y que atestiguan la suspensión de la única obra de UTC en la ciudad, el túnel de la avenida Roberto Marinho, en febrero de 2013, fecha anterior al supuesto pago.