Quito. El ministro del Interior de Ecuador, José Serrano, anunció este martes la desvinculación de 97 policías de la institución por haber participado en acciones delictivas con bandas de crimen organizado.

El funcionario indicó en su cuenta de Twitter que la medida se adoptó con base en información que comprueba su vinculación en estos hechos.

"Nuevamente hoy (este martes) es un día duro para nuestra Policía Nacional", escribió el ministro al anunciar la separación de los uniformados.

Serrano detalló que los involucrados entregaron "información sensible a bandas de crimen organizado", participaron en acciones delictivas y recibieron beneficios del crimen organizado.

Agregó que en este grupo de acusados se encuentran cinco policías involucrados presumiblemente en el robo de dinero de una avioneta del narcotráfico que se estrelló en la localidad de Pedernales, en la provincia costera de Manabí, hace dos años.

"Nos jugamos el todo por el todo por la gran mayoría de policías honestos y por la seguridad ciudadana", destacó el ministro en la red social.

En enero pasado, la policía desvinculó de sus filas a 19 uniformados, 17 de ellos, por faltas graves y presuntos vínculos a delitos, y dos por haber utilizado información de investigaciones policiales para recibir sobornos.

La separación de la institución es parte de un proceso de depuración que comenzó en 2013.

Según datos preliminares, hasta ahora se han separado a unos 600 uniformados por estar involucrados en delitos penales, como narcotráfico, violación, torturas, insubordinación y actos de indisciplina, según las autoridades.

La Policía ecuatoriana está compuesta por 44.000 uniformados.