Bogotá. La Policía española detuvo a 41 personas por un presunto delito de blanqueo de capitales destinado a la financiación de las FARC.

La operación se llevó a cabo en varias provincias españolas y fue coordinada por el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional española, donde sustituyó a Baltasar Garzón. En la operación colaboraron las autoridades de Ecuador y Colombia.

Además de las detenciones, los agentes han practicado 27 registros, y fueron utilizados perros adiestrados para detectar la presencia de billetes de curso legal.

Los arrestos se han producido a raíz de la llamada "Operación Cali", en la que en julio de 2008 fue detenida María Remedios García Albert, supuesta responsable de las FARC en España.

Tras su detención, Garzón decretó su puesta en libertad bajo fianza de 12.000 euros (US$16.500 al cambio actual), tras imputarle un delito de colaboración con organización terrorista.

El auto dictado entonces por el magistrado de la Audiencia Nacional consideró acreditado que, al menos desde el año 2000, García Albert mantuvo una relación fluida a través de correos electrónicos con "Raúl Reyes", el "número dos" de las FARC, que murió en marzo de 2008 en una operación del ejército colombiano.