México. La Policía mexicana rescató a 1.293 víctimas de trata de personas y arrestó a 283 sospechosos durante los últimos ocho meses como parte de la operación internacional "Roca", informó hoy martes la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

     Dentro de la operación "Rompiendo Cadenas" (Roca), los fiscales especiales contra la delincuencia organizada y la trata de personas cooperan con autoridades de cuatro estados del centro del país para perseguir el delito, entre éstos Puebla y Tlaxcala.

     La Agencia de Investigación Criminal, el brazo policial de la PGR, apoyó en la localización de personas desaparecidas y en la búsqueda de prófugos, agregó la fiscalía en un comunicado.

     El gobierno mexicano ha dicho que la operación Roca es una medida impulsada por la Secretaría General de la Interpol para combatir los delitos de trata y tráfico de personas a nivel internacional.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad, México ocupa el quinto lugar mundial en la incidencia de trata de personas, un delito que afecta principalmente a mujeres y a menores de edad.

     La cifra de víctimas rescatadas y presuntos delincuentes arrestados es producto de los trabajos emprendidos de agosto de 2017 al 15 de marzo pasado, lapso en el que también se impartieron cursos a funcionarios sobre la trata de personas, señaló la PGR.

     Expuso que presentó los resultados de la operación en México durante la reunión de la Subcomisión Técnica contra la Trata de Personas y el Tráfico de Migrantes e Interpol, realizada del 21 al 23 de marzo en Costa Rica.

     El encuentro reunió a representantes de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

     De acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad, México ocupa el quinto lugar mundial en la incidencia de trata de personas, un delito que afecta principalmente a mujeres y a menores de edad.

     Las redes criminales captan a las personas en sus lugares de origen para explotarlas sexual o laboralmente en otras ciudades del país, el cual es catalogado como una nación de origen, tránsito y destino de víctimas del ilícito, según un estudio del Instituto Belisario Domínguez del Senado mexicano.