Moscú. La policía rusa metió a la fuerza en un furgón este domingo al líder de la oposición, Alexei Navalny, momentos después de que este apareció en una manifestación para instar a los votantes a boicotear las que considera unas elecciones presidenciales amañadas el próximo marzo.

Imágenes de video publicadas en las redes sociales mostraron que Navalny apareció en la principal vía pública de Moscú, a unos cientos de metros del Kremlin, para unirse a varios cientos de partidarios que participaban en una protesta calificada de ilegal por las autoridades.

Apenas había caminado unos pasos cuando fue rodeado por oficiales de policía que lo redujeron al suelo y le metieron en un vehículo, se vio en las imágenes de vídeo.

La cuenta personal de Navalny en Twitter tenía un mensaje para sus seguidores indicando que había sido arrestado. "(Pero) Eso no importa. Ven a Tverskaya. No vengas por mí, ven por tu futuro", señalaba el tuit.

Apenas había caminado unos pasos cuando fue rodeado por oficiales de policía que lo redujeron al suelo y le metieron en un vehículo, se vio en las imágenes de vídeo.

Horas antes el domingo, la policía irrumpió en la sede de la campaña de Navalny mencionando una amenaza de bomba y usando herramientas eléctricas, según mostró un canal en línea gestionado por los partidarios de Navalny.

Navalny tiene prohibido concurrir a las elecciones presidenciales del 18 de marzo, que según los sondeos ganará con facilidad el actual presidente Vladimir Putin.

Si bien sabe que Putin será reelegido, su campaña tiene como objetivo reducir la participación electoral para tratar de quitar brillo a la victoria del presidente ruso.

El Kremlin dice que las elecciones serán justas y que Navalny y sus seguidores cuentan con un apoyo mínimo y están tratando de manera irresponsables fomentar una indignación social que podría causar disturbios.