Rio de Janeiro. Agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos entrenaron a medio centenar de policías de la ciudad brasileña de Sao Paulo para controlar disturbios en manifestaciones callejeras, informó este el gobierno regional de Sao Paulo (sureste de Brasil).

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo (SSP) afirmó que 25 agentes de la Policía Civil y otros 25 de la Policía Militarizada fueron entrenados durante la semana pasada por miembros del FBI sobre cómo emplear la fuerza táctica móvil y controlar los disturbios en las manifestaciones.

Sao Paulo, mayor ciudad de Brasil y Sudamérica, y una de las 12 sedes en las que se disputará el Mundial de fútbol, fue el punto de partida de las multitudinarias manifestaciones que estallaron por todo Brasil en junio de 2013, durante la disputa de la Copa Confederaciones de fútbol.

Desde entonces, las calles de Sao Paulo son el centro habitual de manifestaciones sociales de todo tipo, varias de las cuales terminaron en violentos disturbios con la policía y con parte del mobiliario urbano destrozado.

Se prevé que durante el Mundial, haya nuevas manifestaciones en la ciudad.

En el curso impartido por el FBI, los policías brasileños abordaron aspectos como la diferencia entre la gestión y el control de las multitudes, las estrategias de gestión, cómo y cuándo usar la fuerza, la toma de decisiones, la relación con los medios de comunicación y el uso de la inteligencia para identificar posibles actos de vandalismo, entre otros aspectos.

También hoy, la Secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo informó que ya comenzó a operar el Centro de Comando Integrado de Vigilancia, cuyo objetivo es coordinar las operaciones de seguridad durante el torneo mediante cámaras que vigilarán permanentemente los alrededores del Arena Corinthians, donde se disputarán los seis partidos del Mundial que se jugarán en Sao Paulo.