Santiago. Desde este fin de semana se encuentra en Santiago de Chile un grupo de policías colombianos encargados de coordinar la entrega de información a la Corte Suprema chilena que sustenten las acusaciones en contra de Manuel Olate, sindicado como Roque, el presunto vínculo de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) en Chile.

Colombia busca la extradición del chileno para enjuiciarlo bajo el cargo de financiamiento de terrorismo, dijo La Tercera.

El ministro del Interior de Chile, Rodrigo Hinzpeter, se refirió a la defensa que ha hecho de Olate el Partido Comunista chileno.

Indicó que a radio ADN que "he podido leer, y eso lo leyeron muchos chilenos, que un diputado del PC sostuvo que tenían relaciones de naturaleza política con las FARC. Bueno, cualquier lector desprejuiciado y medianamente informado ha de advertir que tener relaciones de naturaleza política con una agrupación que no es política, que desprecia la política, y que nunca ha participado de los procesos políticos de su país, es simplemente una hipótesis imposible".

El requerimiento enviado por la fiscalía de Colombia enumera documentos que probarían el nexo entre Olate y las FARC. La mayoría se fundamentan en los correos incautados en el computador de Raúl Reyes, ex segundo jefe de las FARC, muerto durante un bombardeo de las FF.AA. colombianas. Serían 15 correos y 27 evidencias.